A United Kingdom, el nacimiento de Botswana como nación

La película “A United Kingdom” se estrenará a finales de este año 2016. Narra la historia real de un amor prohibido que conmocionó al mundo y originó una crisis diplomática. Éste fue el inicio del nacimiento de una nación, Botswana, y un símbolo de lucha contra el apartheid.

Tras finalizar la II Guerra Mundial, en los años 40, el apartheid en Sudáfrica estaba en pleno apogeo. El amor interracial entre un hombre negro y una mujer blanca desató la ira, tanto del gobierno racista sudafricano, como de las respectivas familias de los protagonistas.

El novio no era un hombre cualquiera. Seretse Khama, era el rey de una de las tribus más grandes de Bechuanaland, la actual Botswana. País limítrofe con Sudáfrica y antiguo protectorado británico.

 

La historia de amor

Seretse se formó en Sudáfrica y se graduó como abogado en Reino Unido. Allí conoció a la británica Ruth Williams, una empleada de banco con la que se casó después de un año de noviazgo. Tuvieron que hacer frente a una gran oposición familiar, social e institucional.

Corría el año 1948, y su intento de casarse en la iglesia de Kensington fue impedido por el obispo de Londres. Cuatro días después Seretse y Ruth se casaron en secreto en una ceremonia civil, en la que la novia vistió un traje negro.

Las leyes racistas sudafricanas no regían en Bechuanaland, y el hecho que el regente del país vecino estuviera casado con una mujer blanca, resultaba un problema para el gobierno de Sudáfrica.

Por ello Sudáfrica presionó a Reino Unido para obstaculizar la relación y el traslado de residencia de la pareja a Botsuana.

Reino Unido no podía permitirse renunciar a las importaciones de minerales provenientes de Sudáfrica. Tras la II Guerra Mundial estaba muy endeudado. Temía que Sudáfrica invadiera Bechuanaland, o que se produjera la independencia del país. Por ello, Reino Unido sucumbió a las presiones.

La independencia de Botswana

A United Kingdom escenifica esta historia de amor muestra el fin del poder colonialista. La determinación de la pareja representó la lucha pacífica contra el sistema  y la discriminación racial. También los anhelos de libertad y de tolerancia de África.

Seretse luchó durante años por volver a Botswana desde el exilio en Reino Unido. Finalmente en 1956, se le permitió regresar a su país, no sin antes renunciar al trono tribal.

Saltó a la arena política fundando el Partido Democrático de Bechuanaland (PDB) y fue elegido democráticamente Primer Ministro en 1965. En 1966 Botswana obtuvo su independencia del imperio británico, cumpliéndose su 50 aniversario en el año 2016.

Botswana  al independizarse, se hallaba entre los países más pobres del mundo, pero Khama estableció un ambicioso programa económico. Entre 1966 y 1980 Botswana acabó siendo una de las economías con más alta tasa de crecimiento en el mundo. A ello también ayudó el descubrimiento de las minas de diamantes.

residencia presidente botswana seretse khama

La pareja residió durante una temporada en Savute. Prueba de ello es el cartel que aún reza con el texto “President’s Camp”. Según cuentan los guías botswaneses, la pareja abandonó el campamento una vez que aceptaron su matrimonio. Fue entonces cuando él se presentó a las elecciones presidenciales algún tiempo después. Cuando a ella le preguntaron cual era su animal favorito, su respuesta fue la cebra, símbolo de la unión del blanco y el negro.

Actualmente la cebra es el animal que representa al país.

A United Kingdom, el reparto

Esta película abrió la 60 edición del Festival de Cine de Londres, en octubre de 2016. Asistieron su directora Amma Asante (Belle, 2013), y sus protagonistas, David Oyelowo (Lincoln, 2012) y Rosamund Pike (Orgullo y Prejuicio, 2005).

Otros actores que participan en el reparto son Jack Davenport (Piratas del Caribe), Terry Pheto (Mandela), Tom Felton (Harry Potter) y Laura Carmichael (Downton Abbey).

La película está basada en el libro de Susan Williams, Colour Bar: el triunfo de Seretse Khama y su Nación. Es la primera vez que la historia del primer presidente de Botswana es contada en la gran pantalla.

No sólo narra una historia de amor, sino el nacimiento de una nación. Tiene como trasfondo un amargo periodo de la historia de Sudáfrica, el apartheid.

Seretse dirigió el país durante 20 años y murió en el año 1980. Nunca dejó aflorar el odio.

En una visita a Malawi en 1967 dijo “Yo nunca he sido una persona resentida en absoluto. En el pasado, determinadas cosas nos han ocurrido a todos nosotros y tenemos que olvidarlos y mirar hacia el futuro. No es sólo en nuestro propio beneficio, sino en beneficio de nuestros hijos y de los hijos de nuestros hijos, por lo que debemos transformar este mundo”.