Hout Bay, hogar de una gran colonia de focas

La población de Hout Bay está a sólo 20 minutos en coche desde Cape Town, y es una parada casi obligada en la ruta para visitar el Parque Natural del Cabo de Buena Esperanza. Sin duda alguna uno de sus mayores atractivos es la cercana isla de Duiker, en la que habita una gran colonia de focas del Cabo.
Desde el puerto de Hout Bay, al que puede acceder con su propio vehículo pagando la entrada, salen numerosas embarcaciones que llegan a la isla de Duiker.
Dado que hay varias empresas que operan las salidas de estos barcos, no es necesario realizar una reserva, pudiendo contratar directamente en el puerto este paseo en barco, por el precio de unos 60 Rand por persona (aproximadamente 6 €).
Las embarcaciones se acercan a la isla y permiten la observación de las focas de cerca. Es sin duda alguna una actividad de la que disfrutan niños y adultos.Pero en Hout Bay cuenta con más atractivos, ya que el entorno de esta población es de una belleza excepcional, al estar situado en un valle frente al océano Atlántico rodeado por montañas, y disponer de una preciosa playa de fina arena blanca que enmarca la bahía. La mundialmente famosa ruta panorámica de Chapmans Peak discurre por la ladera de las montañas junto a la costa, y desde ella se tiene impresionantes vistas de la bahía.

Hout Bay es un pueblo de intensa actividad pesquera, por lo que es usual ver el puerto lleno de embarcaciones descargando toneladas de langostas, así como variedades de pescado de aguas profundas como el atún y el snoek.

La presencia de turistas en el puerto que esperan para embarcar hacia Duiker Island ha atraído a numerosos vendedores de artesanía que despliegan sus puestos repletos de objetos procedentes de todo el país, ofreciendo una imagen multi-colorista a través de los bellos tejidos, batiks y artículos de madera tan característicos de la cultura sudafricana.