Esta meseta que emerge verticalmente entre las llanuras del Namib central, es en realidad una meseta cuyos bordes se hayan recortados por accidentadas gargantas. Esta zona está catalogada como semidesértica con secciones de sabana con acacias dispersas y árboles del género Euphorbia. Este hábitat es ideal para las cebras de montaña, oryx, kudus, springboks,e incluso, leopardos. Es también un propicio lugar para el avistamiento de aves.Las principales actividades que atraen a los visitantes a esta zona, son la posibilidad de recorrerlo en 4×4, y para los amantes del hikking, es realizar una de sus rutas de un día (para los que no hacen falta permisos): el sendero Waterkloof o el de los Olivos; o bien para los mas aventureros y que disponen de mas tiempo, es realizar las rutas de cuatro días, que recorre unos 60 kilómetros, o la de oche días, que cubre una extensión de 120 kiómetros. Si se va a realizar una de estas rutas mas largas, es necesario un permiso especial de los guardas del Naukluft.

Hay que llevar una buena provisión de agua, (3 – 4 litros de agua por persona y día) ya que la aridez del clima y las elevadas temperaturas lo requieren.

El Sendero de Waterkloof dispone de 17 kms transitables que suele empezar en el campamento de Koedoesrus y se completa en un día (aprox. en 7 hrs). El sendero cruza una presa sobre el río Naukluft y continua pasando a una serie de estanques donde podemos refrescarnos. Tras salir del cañón, 6 kilometros mas adelante, se sigue hacia el oeste y continua subiendo a una escarpadura situada a una altura de casi 2 kilometros , que ofrece unas vistas realmente especatculares. El sendero desciende a una zona de estanques, atravesando una impresionante cascada de roca caliza.

El Sendero de los Olivos parte del camping que hay unos 4 kms al nordeste de la oficina central del parque. El itinerario consta de 10 kms más o menos que llevan unas 4 – 5 horas aproximadamente. El sendero comienza ascendiendo pronunciadamente a una meseta, que ofrece unas bonitas vistas del valle del Naukluft. Luego gira hacia el este y desciende por un despeñadero hasta un punto que tenemos que cruzar la pared del cañon con cadenas fijadas a la piedra. La ruta se une con la senda para 4×4 girando hacia el sur y terminando en el aparcamiento.

Devido a las altas temperaturas estivales, que pueden ser muy intensas, las rutas de varios días solo se pueden hacer de principios de marzo a finales de octubre. Para realizar estas rutas, hay que pagar la entrada al parque y una pequeña cantidad por persona y día de permanencia, que incluye la estancia en los campamentos y refugios del parque, así como otra pequeña cantidad por cada vehículo que se deje aparcado.

Para los amantes del todoterreno, existe una pista de casi 75 kms.