Delta del Okavango versus Reserva de Moremi

Jacana Camp - Delta del Okavango

El interés por viajar al Delta del Okavango es claramente creciente en los últimos años. Pero me resulta curioso que, a pesar de la gran cantidad de información que hay publicada sobre esta región, percibo una falta de conocimiento real sobre el Delta. De ahí este post Delta del Okavango y Reserva de Moremi.

Como conocedores expertos de este país, queremos reseñar en este artículo algunas informaciones. De este modo pretendemos poner en valor la Reserva de Moremi. Mientras que el Delta del Okavango es mundialmente conocido, la Reserva de Moremi no lo es tanto.

 

Si titulo esta entrada como « Delta del Okavango versus Reserva de Moremi » es para comenzar con la aclaración de que la Reserva de Moremi es la que está delimitada como zona protegida, con todos los requisitos legales que esta definición lleva asociada.

Moremi contiene dentro de su superficie una importante superficie del Delta. El río Okavango, forma a su entrada en Botswana, este mágico laberinto de canales, lagunas y planicies, que se terminan disolviendo en el Desierto del Kalahari.

El Delta del Okavango y la Reserva de Moremi se entrecruzan en la crecida de las aguas. La época de lluvias en Botswana se extiende desde los meses de Noviembre a Marzo. Los suelos de Moremi se cubren en esta estación, de una densa y rica vegetación, constituyendo un atractivo para los todos los herbívoros.

Las grandes inundaciones de los canales y planicies del Delta se producen a partir de Mayo, cuando las aguas que descienden de las montañas de Angola, llegan a esta región. Es en este momento cuando todos los animales del Kalahari, donde ya ha comenzado la estación seca, comienzan a migrar hacia las llanuras inundadas del Delta.

Jao Camp - Delta del Okavango
Distribución del Delta del Okavango

La extensa superficie que cubre el Delta del Okavango está parcelada casi en su totalidad en concesiones privadas en las que encontramos lodges de diferentes categorías.

El acceso a cada una de estas concesiones está limitado a los clientes alojados en el lodge.

Las actividades de safari sólo se pueden realizar con los guías, vehículos, lanchas y mokoros del lodge.


Esta  forma de gestión de este espacio natural es la razón por la que aún hoy sigue siendo un territorio muy virgen al que no llegan grandes masas de viajeros.

La contrapartida es que disfrutar unos días en uno de estos lodges tiene un coste económico muy elevado.

Si vas a vivir una experiencia de safari en el Delta del Okavango, alojándote en un lodge, la ubicación del lodge es un factor importante a tener en cuenta. La experiencia puede resultar muy distinta en función del lugar elegido.

En esencia, los tipos de lodge se pueden agrupar en:

 

1
Zonas húmedas:

Debido a la gran cantidad de agua y canales, no cuentan con la posibilidad de realizar safaris en 4×4.

Sólo es posible realizar salidas en mokoro y/o lancha motora a islas cercanas. En ellas podrá disfrutar de  safaris a pie.

La experiencia de navegar en mokoro por los canales y pasear por una isla del Delta es algo inolvidable. Pero también hay que tener en cuenta que son zonas en las que la concentración de especies es mucho más baja y en las que es difícil avistar depredadores.

En estas zonas se encuentran algunos de los lodges más económicos. El precio medio es de 400 a 500 € persona/noche en temporada alta. (Julio-Agosto-Septiembre, tarifas de 2016).

2
Zonas mixtas:

Los lodges ubicados en estas zonas son una de las mejores opciones. Podrá combinar los tradicionales safaris en mokoro en los canales poco profundos, con safaris en 4×4.

Con los safaris realizados en 4×4 aumenta la posibilidad de avistar especies, al cubrir una mayor distancia. En estas zonas, también se realizan safaris a pie.

El precio del alojamiento más económico empieza a partir de los 450 € por persona y noche en la temporada alta.

3
Zonas secas:

Para aquellos que buscan el avistamiento de vida salvaje, sin duda alguna, esta es la mejor opción. 

En estas zonas secas es donde se encuentra la mayor concentración de vida salvaje de todo el Delta. Ello unido a que los safaris se hacen en vehículo, con excelentes guías naturalistas y rastreadores, prácticamente asegura que los huéspedes ven las mejores escenas de vida salvaje.

La parte negativa es por supuesto el precio. El punto de partida es a partir de 800 € por persona y noche en la temporada alta.

Pero si nuestro presupuesto es más ajustado, aún podemos acercarnos al Delta y disfrutar de esta maravilla natural uniéndonos a un safari móvil.

El número de empresas autorizadas para realizar este tipo de safari, acampando en islas del Delta, no es demasiado grande.

A las islas del Delta se accede en lancha motora desde cualquiera de los embarcaderos situados en la Reserva de Moremi.

Con la elección de un safari móvil, vivirás una experiencia menos lujosa que en un lodge. Te sumergirás igualmente en la belleza de los canales del Delta. Navegando entre hipopótamos y entre las islas cercanas, y disfrutando de una inmersión en una naturaleza virgen y salvaje.

Y la opción ideal para estas rutas de safari móvil es combinar unos días en la Reserva de Moremi con 1 ó 2 días acampando en una isla del Delta del Okavango.