8 razones para enamorarse de Ciudad del Cabo

El sonido de la palabra Africa nos evoca naturaleza, territorios vírgenes, etnias, vida ancestral…. Pero este gran territorio ofrece una gran enorme variedad de experiencias. Y en su extremo sur se encuentra una de sus joyas, Cape Town, la ciudad más antigua del cono sur de Africa, conocida como “la ciudad madre

Sin duda es una ciudad de esas que “lo tienen todo“, y su excelente red de comunicaciones, la convierten en una base ideal para iniciar o finalizar un viaje con más experiencias en la propia Sudáfrica, o los países vecinos como Namibia, Botswana, y conectar con otros iconos del sur de Africa, como las Cataratas Victoria.

Sudafrica - Waterfront - Ciudad del Cabo

Hace siglos, esta privilegiada ubicación en una península escarpada entre los océanos Índico y Atlántico con la icónica Table Mountain como telón de fondo, y su excelente clima muy mediterráneo, fue elegido como punto para establecer colonos que pudieran suministrar a los barcos holandeses de productos frescos en la larga y peligrosa travesía hacia los puertos asiáticos.

Hoy la ciudad ofrece al viajero tesoros históricos, con bellas construcciones de arquitectura colonial que se integran en una ciudad moderna, en la que es posible respirar el pasado en numerosos rincones mientras puedes disfrutar de bonitos cafés y restaurantes donde descansar y un excelente surtido de comercios para todo tipo de compras, siempre rodeados por el espectular escenario que crean las abruptas montañas que envuelven la Bahía en la que se asienta la ciudad.

Pero la experiencia puede ir mucho más allá de la propia ciudad, utilizandola como punto base para viajes cortos que llevan a los visitantes a playas de arena blanca, pueblos de pescadores tradicionales y cadenas montañosas salvajes, mientras que destinos imperdibles como Cape Point, Cape Winelands y la capital de avistamiento de ballenas de Hermanus son excursiones de un día fáciles.

Una visita mínima recomendada es de 3 días. Pero realmente más días te darán la posibilidad de explorar mucho más a fondo todo lo que Cape Town y sus alrededores te pueden ofrecer.

1. Pasear por Ciudad del Cabo

Explorar el centro histórico de Cape Town, bien merece al menos 1 día. Pasear por sus calles y visitar algunos de sus lugares históricos, te habrá dejado al final del día la sensación de un tiempo perfectamente invertido. Son muchos los lugares que no deberías dejar de ver. Y estos los que recomendamos como básicos:

  • Bo-Kaap o Barrio Malayo: conocido por sus casas de colores y las fragantes tiendas de especias.
  • Los Jardínes de la Compañía: el lugar donde originariamente comenzó “el huerto” que suministraría a los barcos en ruta hacia las Indias, hoy son los “pulmones verdes” de Ciudad del Cabo, flanqueados por el Museo Nacional, la Galería de Arte Nacional y el fascinante Planetario.
  • Greenmarket Square: una plaza histórica conocida por su mercado de artesanías africanas, por el que realmente vale la pena adentrarse.
  • Calles Bree, Long y Kloof: paseando por estas calles, con el fondo de bonitos edificios históricos, descubrirás una variedad de restaurantes de moda, boutiques, tiendas y galerías de arte.
Cape Town, St George Cathedral

2. El Victoria & Alfred Waterfront

El V&A Waterfront es uno de los sitios más visitados de África. Aqui se asentó el primer puerto en 1654 para el abastecimiento de los barcos de la Compañía Holandesa de las Indias Orientales. Los años trajeron una gran ampliación de edificios, que ha culminado en nuestros días con una excelente rehabilitación de estos edificios históricos, ofreciendo hoy este reducto, aún una parte puerto activo, con espectaculares vistas de la Table Mountain y numerosos restaurtantes, bares, pubs y tiendas.

  • Diríjase al Watershed Market para obtener excelentes regalos y recuerdos, desde cerámica y joyas hasta juguetes y bolsos, todos elaborados por artesanos sudafricanos.
  • El acuario Two Oceans está justo enfrente, lo que le brinda la oportunidad de experimentar la increíble diversidad de los océanos Índico y Atlántico. Consejo: trate de programar su visita para que coincida con las horas de alimentación de los tiburones.
  • El Museo Zeitz de Arte Contemporáneo de África, de arquitectura maravillosa.
  • No deje de disfrutar de la gran variedad gastronómica que ofrecen sus numerosos restaurantes, de diferentes estilos y precios. Encontrará un muy amplia variedad para elegir.

3. Winelands: degustación de vino, impresionantes paisajes y edificios históricos

Los viñedos de Ciudad del Cabo son posiblemente los más antiguos del hemisferio sur y se remontan al siglo XVIII. Los más antiguos se encuentran en Constantia, una franja de bosques y serpenteantes carreteras montañosas, a poca distancia en coche del centro de la ciudad. Aquí podrá relajarse en una antigua casa solariega holandesa del Cabo, saborear excelentes cosechas y degustar bocados de los mejores chefs.

Un poco más alejado de la ciudad, a unos 40 mn en coche, llegará a los valles verdes de Stellenbosch (la capital de Cape Winelands con más de 200 bodegas), y la segunda ciudad más antigua de Sudáfrica, dominada por la bella arquitectura holandesa del Cabo. Una visita a Stellenbosch es un paseo al pasado, en particular si visita el Museo de la Ciudad, donde a través de diferentes edificios, irá recorriendo la evolución de la ciudad y de la forma de vida de sus habitantes, a lo largo de 4 siglos, o explora algunas de sus bodegas más antiguas.

A escasos 20 mn en coche encontrará la hermosa ciudad de Franschhoek, conocida como la capital gourmet de Sudáfrica.

4. Explorar Table Mountain

Table Mountain - Ciudad del Cabo - Sudafrica

Se cree que Table Mountain es una de las montañas más antiguas de la Tierra, unas cinco veces más antigua que las Montañas Rocosas y seis veces más antigua que el Himalaya. Durante milenios, sus lados de arenisca se han erosionado gradualmente, dejando un afloramiento que es lo suficientemente grande como para ser impresionante pero lo suficientemente pequeño como para caminar en un día.

Para ascender puede tomar el teleférico giratorio hasta la cima, desde donde disfrutará de vistas espectaculares, además de una espectacular explosión de vegetación autóctona, cuya protección la han convertido en Parque Nacional. Las vistas abarcan Camps Bay, las colinas de Durbanville y las cadenas montañosas circundantes, la isla Robben y el interminable azul del océano.

Si quieres ascender en el teleférico, inténtal el primer día de tu estancia en Ciudad del Cabo, ya que el clima es muy cambiante,  y puede traer de repente nubes lluvias y fuertes vientos y no es extraño encontrarlo cerrado. Por lo que deja margen de días para repetir el intento!!!

El gran número de visitantes que atrae también implican largas colas para el ascenso en el teleférico. Por lo que siempre es recomendable llegar en las primeras horas del día, en particular en los intensos meses turísticos de Diciembre y Enero.

5. Cape Point o Cabo de Buena Esperanza

Has oído hablar del Holandés Errante? Pues se cree que la leyenda de un barco fantasma que está condenado a vagar por los océanos sin cesar surgió de los efectos espeluznantes creados alrededor de Cape Point cuando la niebla espesa llega desde el Atlántico. Y es bastante probable que cuando llegues a Cape Point seas testigo de la fuerza del viento y de las nieblas en extremo del continente, mal anunciado como el lugar donde el Atlántico y el Pacífico se unen, o el punto más al sur de Africa, correspondiendo ambos honores a Cape Agulhas.

Si bien Cape Point puede ser el objetivo, realmente vale la pena dedicar un dia completo a llegar, porque el recorrido y los lugares en ruta, merecerán algunas paradas, como Camps’ Bay con sus lujosas mansiones y su playa infinita; las vistas en las cercanías del espectacular Pico Chapman; Hout Bay encastrada entre abruptas montañas y con su cercana colonia de focas en Seal Island; las bonitas poblaciones a lo largo de la costa, como la ciudad portuaria de Simontown; o una parada para ver una divertida colonia de pingüinos del Cabo en Boulders’ Beach.

Cape Point - Ciudad del Cabo - Sudafrica

Cape Point está dentro del Parque Nacional del Cabo de Buena Esperanza, donde también se puede disfrutar de paseos a pie o en bicicleta, y de la observación de la fauna salvaje local como eland, cebras, antílopes, babuinos y muchas especies de aves pelágicas.

El funicular Flying Dutchman te lleva al antiguo faro, que te ofrece vistas de False Bay (llamada así porque es la bahía “equivocada” en la que los marineros se aventuraban a menudo cuando buscaban Table Mountain, que se encuentra en la acertadamente llamada Table Bay).

6. Robben Island

Robben Island - Ciudad del Cabo

Visible desde la ciudad y Table Mountain, Robben Island (que se traduce como “Seal Island” del holandés original) es un lugar pequeño con una historia enorme.

Declarada Patrimonio de la Humanidad, esta isla fue utilizada en diferentes épocas, entre los siglos XVIII y XX, como prisión, base militar y hospital para grupos catalogados como socialmente indeseables. Los edificios del siglo XX, y más concretamente los de la cárcel de alta seguridad para presos políticos, constituyen un testimonio de la opresión y el racismo que imperaban antes del triunfo de la democracia y la libertad.

La ruta en catamarán que te lleva hasta la isla, ya será una total delicia con las excelentes vistas panorámicas de la Table Mountain y su bahía, además de disfrutar del avistamiento de aves y vida salvaje marina como ostreros en peligro de extinción y pingüinos africanos, tortugas, alcatraces y dardos. Su obligado aislamiento como penintenciaria de máxima seguridad, favoreció que esta vida salvaje marina pudiera vivir y crecer tranquilamente.

Recorrer sus edificios, celdas y explorar su Museo, te adentrará en una parte oscura de la historia, que siempre debemos conocer y recordar, para evitar volver a repetirla.

8. Ballenas y tiburones

Recorriendo unos 125 km desde Ciudad del Cabo, en algo más de 1 hora y media en coche, llegamos a Hermanus, reconocido mundialmente por el mejor avistamiento de la ballena franca austral desde tierra y desde el mar, especialmente en los meses de primavera y verano, o sea de Junio a Diciembre, cuando paran aquí para su época de cría.

Para disfrutar del avistamiento de estos fantásticos cetaceos, puedes embarcar en uno de los muchos barcos que realizan esta actividad, o simplemente dar un paseo por los senderos de los acantilados de Hermanus de más de 12 km de largo durante la temporada de ballenas (de junio a diciembre).

Pero Hermanus, tiene mucho más que ofrecer:

  • Un excelente reino floral, uno de los más diversos del mundo
  • paseos por la montaña y playas vírgenes
  • bosques aislados, olas rompientes, lagunas y un valle escondido tan hermoso que se llama “Cielo y Tierra”.
  • Degusta excelentes Pinot Noir, Chardonnay y muchos más vinos finos, o compara excelentes cervezas artesanales
  • Explora excelentes galerías de arte

Y si buscas emociones más fuertes, por qué no adentrarte en el Océano a bordo de un barco especial, preparado para que puedas observar al impresionante tiburón blanco en su hábitat natural?

Sudafrica - Tiburon Blanco - George

8. West Coast National Park

West Coast - Western Cape - Sudafrica

A escasos 100 km al oeste de Ciudad del Cabo, se encuentra el West Coast National Park, que se extiende desde Yzerfontein hasta Langebaan, una reserva natural prístina que ofrece una variedad de actividades como observación de aves, avistamiento de animales, andar en bicicleta y avistamiento de ballenas.

El parque se estableció en 1985 con el objetivo de conservar la laguna Langebaan y los paisajes circundantes, incluidas las islas de la bahía de Saldanha. Los hábitats del parque son variados, y toda el área es de importancia internacional y nacional con respecto a la vida terrestre y marina.

Los ávidos observadores de aves pueden disfrutar con el avistamento de más de 200 especies terrestres y marinas. También aparecen otras aves de lugares más lejanos, como el zarapito, que hace una peregrinación a esta zona desde el Ártico todos los años.

Los mamíferos también abundan y, además de eland, también se pueden ver gacelas, kudu, gemsbok y la rara cebra de montaña. En verano, cientos de tortugas patrullan la tierra florida. Aunque hace mucho que se fueron del área, los leones y elefantes solían vagar durante el período de la Compañía Holandesa de las Indias Orientales (VOC) en el siglo XVII.

Pero no sólo disfrutar de los tesoros naturales de este parque, sino que también podrá disfrutar en ruta de la visita a pueblos pesqueros y degustar auténticas delicias del mar.

Crees que sólo estas 8 razones te enamorarán de Ciudad del Cabo? Pues si piensas así, estás equivocado. Los secretos de esta ciudad y sus alrededores, sus playas, sus montañas, sus oportunidades de actividades al aire libre, su vida en las calles, sus exquisitas tiendas, la excelente categoría hotelera… hacen esta lista mucho más larga.

Y estamos seguros, que tras tu primera visita, podrás sugerirnos numerosas ampliaciones a esta lista esencial, y seguro te darás cuenta que querrás volver, que te quedaron cosas por explorar y experiencias que vivir.