Ubicado a poca distancia de la costa del Océano Índico y el famoso Isimangaliso en el Gran Parque de los Pantanos de Santa Lucía, al norte de KwaZulu-Natal, Phinda Private Game Reserve es conocido por su abundante vida silvestre debido a su diversidad de hábitats y a su amplia gama de actividades.

Ubicado a poca distancia de la costa del Océano Índico y el famoso Isimangaliso en el Gran Parque de los Pantanos de Santa Lucía, al norte de KwaZulu-Natal, Phinda Private Game Reserve es conocido por su abundante vida silvestre debido a su diversidad de hábitats y a su amplia gama de actividades. Gracias a su régimen de lluvias costeras, Phinda disfruta de un entorno exuberante que contiene siete ecosistemas diferentes – un magnífico tapiz de bosques, praderas, humedales y bosques, intercalados con cadenas montañosas, ríos, pantanos y pans.

Esta fascinante variedad de paisajes y vegetación es el refugio de una abundante vida salvaje, incluyendo, no solo los “5 Grandes” sino también a muchas especies más raras de avistar como el esquivo guepardo o el escaso rinoceronte negro.

Con solo unos pocos Lodges compartiendo un área de 23 000 hectáreas y sus rangers y rastreadores entrenados para el avistamiento de animales salvajes, los huéspedes disfrutarán de una experiencia totalmente exclusiva.

Además de la maravillosa vida silvestre que podremos encontrar, Phinda nos ofrece una multitud de actividades marinas, debido a la cercanía de la costa, tales como buceo, pesca y observación de tortugas.