Lo que una vez fue conocida como Provincia del Norte, en 2003 pasó a llamarse como el río más importante de la región, Limpopo, y a su capital Pietersburg se la nombró Polokwane, de igual forma que otras muchas ciudades con nombres “coloniales” también han experimentado cambios de denominación.


Ver mapa más grande

La Provincia de Limpopo es la más septentrional de Sudáfrica y el río Limpopo actúa como frontera norte de Sudáfrica con Botswana y Zimbawe. En su franco sur, la provincia comparte frontera con las provincias de Mpumalanga, Gauteng y con la provincia del Noroeste.

El corazón de la provincia, al menos en términos de densidad de población y de ocupación del suelo, se localiza a lo largo de la autopista N1, que atraviesa Limpopo, siendo ésta la ruta más concurrida de África en términos de comercio internacional de materias primas.

La N1, a menudo llamada la Gran Carretera del Norte, es una autopista de peaje con cuatro peajes a lo largo de su trazado entre Ciudad del Cabo y la frontera con Zimbawe.

La provincia de Limpopo se divide en cinco distritos: Mopani (el famoso Kruger), Capricorn (Polokwane), Vhembe (Musina, Makhado), Sekhukhune y Waterberg.

Con excepción del Kruger, el resto son regiones poco turísticas. En la zona de Musina se encuentran los mayores baobab de África, que dominan las amplias llanuras localizadas al norte de Soutpansberg, y en el Valley of the Olifants se pueden admirar numerosas muestras de la cultura Venda que han permanecido casi intactas.

La principal atracción de la provincia, a parte del Kruger, se encuentra en sus tres impresionantes escarpes montañosos. El más importante es el macizo Drakensberg, que marca el descenso de la estepa alta a la estepa baja. Los otros dos son Waterberg y Soutpansberg.

Polokwane está situada al oeste de la autopista N1, y todavía más hacia el oeste se localiza el macizo Waterberg, de aproximadamente 15.000 kilómetros cuadrados, que es la primera región en la parte norte de Sudáfrica en ser nombrada Reserva de la Biosfera por la UNESCO. Una región destinada a la conservación de la vida salvaje y que ofrece la oportunidad de ver a los Big Five en un área libre de malaria.
El ecosistema Waterberg puede ser caracterizado como un bosque seco. Dentro de la Reserva Watenberg hay yacimientos arqueológicos que datan de la Edad de Piedra, y muestran datos de la temprana evolución de la especie humana.

Al norte, en paralelo al río Limpopo, están las montañas subtropicales Soutpansberg, y al este la enigmática y aún independentista región de Venda, el homeland para los sudafricanos negros durante la era del apartheid.

Areas de interés


Ver mapa más grande
Elevándose sobre las llanuras, al oeste de la Gran Autopista del Norte (la N1), Waterberg (Thaba Meetse) es uno de los macizos más relevantes de Sudáfrica y uno de los menos conocidos. La altura media de la montaña es de 600 m con unos pocos picos que alcanzan los 1.400 m sobre el nivel del mar.

La aparentemente impenetrable cadena montañosa de Waterberg cubre 14.500 Km2 (algo mayor que la provincia de Burgos).

Hoy en día está comprendida dentro de uno de los proyectos más importantes de conservación del país – la Reserva de la Biosfera de la Sabana de Waterberg, la primera región en la parte norte de Sudáfrica nombrada por la UNESCO. En el corazón de la reserva de la biosfera está el área altamente valorada de Lapalala Wilderness, localizada al norte de Vaalwater– la única población en Waterberg.

En el mundo existen algo más de 500 reservas de la biosfera reconocidas por la UNESCO- repartidas por más de 100 países- y unidas a través de una Red Mundial de Reservas de la Biosfera. Waterberg es la única sabana reserva de la biosfera del mundo. En el enlace www.waterbergbiosphere.org podrás obtener más información.

La reserva de la biosfera se estableció en base a la asociación de los propietarios de las tierras, en combinación con la conservación de la vida salvaje y con los beneficios del turismo.

Como uno de los destinos para el avistamiento de vida salvaje, Waterberg es una alternativa a las áreas de baja estepa alrededor del Parque Nacional Kruger, con la importante ventaja de que no hay presencia de malaria. Sin embargo, aquí hay menos densidad de animales que alrededor del Kruger puesto que posee una inmensa zona salvaje realmente virgen, que está menos comercializada.

La ciudad de Vaalwater está localizada justo al norte de la cadena montañosa. Al oeste de Vaalwater, hay dos grandes reservas que también están incluidas dentro de la reserva de la biosfera y que cuentan con los Big Five: el Parque Nacional Marakele y la reserva privada de Welgevonden.


Ver mapa más grande

El área salvaje de Lapalala y alrededores

El área de Lapalala Wilderness (www.lapalala.com), al norte de Vaalwater, es una reserva de 360 km2 establecida en 1981. Proporciona refugio a animales raros y en peligro de extinción, y se ha transformado en uno de los más destacados proyectos conservacionistas del país. Fue la primera reserva privada en Sudáfrica en conseguir introducir el rinoceronte negro en grave peligro de extinción.

Parque Nacional de Marakele

Al suroeste de Vaalwater, en las montañas al noreste de la ciudad minera de Thabazimbi, yace el Parque Nacional Marakele (www.sanparks.org/parks/marakele), uno de los parques nacionales más nuevos de Sudáfrica, un sorprendente combinado de picos con formas raras, mesetas y acantilados. El río Matlabas cruza el parque.

Marakele se fundó como el Parque Nacional Kransberg en 1994 con una superficie e 150 km2, y en 1999 el parque se extendió hasta los 670 km2 que tiene actualmente.
Marakele es el hogar de los grandes mamíferos, (desde el elefante al rinoceronte), de los grandes felinos así también como el de una gran variedad de aves incluida una de las colonias más grandes del mundo de buitres del Cabo, en peligro de extinción.

Existen dos sitios en los que alojarse dentro del parque. Uno es un campamento de tiendas de campaña en la orilla del río Matlabas, a 17 km de la entrada principal, y el otro es un camping bien equipado a 2 km de la entrada. Los caminos de estos dos lugares no requieren un 4×4, aunque se necesitará uno para explorar el resto de la reserva.

El extremo norte

La zona más al norte de la provincia de Limpopo es una región calurosa, verde y sin desarrollar, que tiene mucho en común con Zimbawe. Sus principales accidentes geográficos son el río Limpopo, la frontera entre Sudáfrica y Zimbawe (y, más al oeste, Botswana), y la seductora cadena montañosa de Soutpansberg, al norte de la principal ciudad de la zona, Makhado (Louis Trichardt).

Quizás la zona más característica es la región Venda, antiguamente un ámbito “independiente” durante el apartheid. Aunque económicamente empobrecido, se mantiene rico en tradición, arte y creencias. Al este de las tierras Venda, en la punta norte del Parque Nacional Kruger, la parte menos visitada pero enigmática, hay dos puertas de entrada al parque, Punta Maria y Pafuri.

El área de Soutpansberg

Soutpansberg significa “Montaña de salina” en Afrikaans, y es una cadena montañosa situada en el extremo norte. Pertenece al distrito de Vhembe y obtiene su denominación de las salinas localizadas en su extremo oeste. La cadena montañosa alcanza su extremo opuesto en la Reserva Natural Matikwa, a unos 107 km.

Soutpansberg forma parte de la Reserva de la Biosfera Vhembe declarada por la UNESCO en 2009. La reserva incluye también el macizo Blouberg, el Parque Nacional Kruger, el altiplano Makgabeng, el humedal Makuleke y el paisaje cultura de Mapungubwe.

Soutpansberg, atrae suficiente precipitación para crear un clima subtropical y exuberantes explotaciones agrícolas en las laderas, que producen un surtido de cultivos exóticos como aguacates, mangos, plátanos y nueces de macadamia.

En otras partes, los rocosos y profundos barrancos y las laderas verdes, ofrecen remotos refugios vírgenes en las montañas, a la sombra de casi 600 especies diferentes de árboles, y son el hogar de monos, pequeños antílopes, jabalís africanos y varios reptiles.

La autopista N1 divide la cordillera, pasando por Makhado, situado en la falda sur de la montaña, para dirigirse al norte a través de las llanuras de baobabs hacia Musina y hacia el río Limpopo.

Región Venda

Al este y al norte de Makhado yace la fascinante tierra de los VhaVenda, una agrupación africana inconfundible cultural y lingüísticamente, conocida por sus leyendas místicas, su independencia política y su artesanía.

La región Venda fue delimitada como bantustán bajo el sistema del apartheid en los años 50 y llegó a ser uno de los ámbitos teóricamente independientes en Sudáfrica a finales de los años 70.
Bantustán es el término que designa cada uno de los territorios que operaron como reservas tribales de habitantes no blancos en Sudáfrica.

De todos los bantustan, Venda fue uno de los que mantuvieron su integridad geográfica y cultural, y en buena parte se la dejó actuar libremente en los oscuros años del apartheid.


Ver mapa más grande
Una vez sobrepasado Soutpansberg, la N1 atraviesa las calurosas llanuras de arbustos y baobabs a lo largo de unos 60 km antes de alcanzar la ciudad de Musina, la última población de Limpopo antes de llegar a la frontera con Zimbabwe, en Beitbridge sobre el río Limpopo. A unos 60 km al oeste de Musina, el nuevo Parque Nacional de Mapungubwe contiene un famoso yacimiento de la Edad de Hierro y ahora es también Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Musina

A 18 km al sur de la frontera, Musina es sobre todo una ciudad minera, aunque atrae una buena cantidad del tráfico que discurre por la N1. La única característica que destaca es la reserva de árboles baobab cerca de la ciudad.

Acorde a la leyenda, Dios plantó los árboles baobab boca abajo con sus raíces al aire. Los árboles aquí, muchos de ellos con más de 1.000 años de antigüedad, están muy desperdigados por la sabana.

Parque Nacional de Mapungubwe

A 70 km al oeste de Musina, situado en la confluencia de los ríos Limpopo y Shashi, donde se encuentran Sudáfrica, Zimbawe y Botswana, el Parque Nacional de Mapungubwe bien vale la pena visitarlo si además se tiene el más mínimo interés en el fascinante mundo de la arqueología.

Conocida como la Colina de los Chacales, éste es uno de los parques nacionales más nuevos de Sudáfrica, que llegó a serlo en 2004 principalmente por proteger un famoso yacimiento de la Edad de Hierro que lo convirtió en Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Formaciones de arenisca, bosques de mopanes y árboles baobab forman un paisaje impresionante para una rica variedad de vida salvaje. Elefantes, girafas, rinoceronte blanco y numerosos antílopes habitan el área. Los visitantes afortunados también pueden ver leones, leopardos y hienas.