fbpx

Introducción: Namibia desde el aire – Flying Safari

Volar en avioneta y ver a vista de pájaro el enorme territorio de Namibia, es sin duda una experiencia inolvidable.

Desde Windhoek al Desierto del Namib sentirás como te sumerges en el cambio gradual de colores, hasta que el rojo del enorme mar de dunas, explosiona ante tu mirada.

Tu siguiente vuelo te llevará deslizándote en el aire sobre todo el territorio virgen del Parque Namib-Naukluft. Mientras las rojas dunas se diluyen suavemente, aparecerán los impresionantes cañones, heridas en la tierra abiertas por la fuerza del agua del agua durante la temporada de lluvias. Y muy pronto aparecerá ante tu vista el intenso azul del océano, que brumoso y poderoso, limita la costa del país.

Volarás hacia el interior, la región de Damaraland. El azul del océano desaparece y nuevamente los colores del desierto rocoso aparecen, mostrando las caprichosas formas que fascinantes movimientos geológicos han creado a lo largo de millones de años.

Y el océano aparecerá otra vez ante tu vista durante el vuelo que te llevará a la región de Hoanib, en la Costa de los Esqueletos, de la que una buena parte sólo es accesible por aire.

Tu aventura terminará con una experiencia de safari en el Parque Nacional Etosha, que explorarás desde la Reserva Privada de Ongava.

Namibia desde el aire: el itinerario

Mapa de la ruta completa:

Namibia desde el aire día a día

Tu aventura comienza:

Aterrizas en el aeropuerto de internacional de Windhoek, desde donde un traslado te lleva al aeropuerto de Eros, y embarcarás en tu primer vuelo en avioneta

Días 01 y 02: Desierto del Namib

Vivirás la experiencia del Desierto del Namib durante 2 días. Con todo incluido, podrás elegir entre las siguientes actividades: Visitar Sossusvlei y el Dead Vlei, Safaris en 4×4 durante el día o al atardecer , Safaris a pie, Dormir bajo las estrellas o Sobrevolar las dunas en globo (coste adicional)

Volando a la región de Damaraland, reserva de Doro Nawas

Un vuelo en avioneta, disfrutando a vista de pájaro de los impresionantes cambios de colores del desierto, te llevará a la reserva de Doro Nawas en Damaraland

03 y 04: Doro Nawas, Damaraland

Cuando aterrices en Doro Nawas, te encontrarás en el límite del lecho seco del Aba-Huab, frente a antiguas llanuras y excepcionales vistas de la árida región de Damaraland, una excelente ubicación base para explorar esta remota región. Con todo incluido durante tu estancia, podrás elegir entre las siguientes actividades cada día: Safaris en 4×4 o a pie, excursiones para observar los fenómenos geológicos de la zona y las pinturas rupestres bosquimanas, observación de aves endémicas, observación de estrellas.

Volando hacia la Costa de los Esqueletos

Otro vuelo escénico te llevará a una remota área del Kaokoveld, con sus amplias llanuras de grava y lechos secos de ríos, hogar de una fascinante vida salvaje.

05 y 06: Hoanib Skeleton Coast

Aquí, en esta aislada región se ubica tu alojamiento, donde durante 2 días, con todo incluido, podrás realizar salidas de safari guiadas en busca de los animales salvajes que se han adaptado a vivir en el desierto. Pero también podrás realizar una excursión a la impredecible Costa de los Esqueletos, con los restos de barcos naufragados y las colonias de focas, una excursión a los oasis del desierto, o explorar las dunas.

Volando hacia Etosha

Un nuevo vuelo escénico sobrevolará el Kaokoveld para llevarte al safari más intenso.

07 y 08: Reserva Privada de Ongava

Ubicada en el centro-sur del Parque Nacional Etosha, la Reserva Privada de Ongava cuenta con un privilegiado enclave con vistas a un punto de agua y a las llanuras de la sabana, uno puede disfrutar de la abundancia de animales que se acercan a beber. Durante los dos días de estancia, con todo incluido, disfrutarás de safaris de día en el Parque Nacional Etosha, pero también podrás realizar safaris nocturnos en la reserva privada, donde habitan todas las especies características de la zona, pudiendo verse ambas especies de rinoceronte: blanco y negro.

Tu aventura termina

Un último vuelo escénico te llevará desde Etosha a la capital Windhoek.

09: Regreso a casa

Si el tiempo lo permite, un último safari antes de embarcar en la avioneta que aterrizará en el aeropuerto de Eros en Windhoek, desde donde te trasladaremos al aeropuerto internacional para que conectes con tu vuelo de regreso.

Namibia desde el aire: información general del viaje

Incluido:

  • 8 noches de alojamiento en lodges indicados incluyendo:
    • Pensión completa
    • Todas las bebidas
    • Todas las actividades y safaris
    • Servicio de lavandería
    • Todas las tasas de parque e impuestos
  • 5 vuelos en avioneta Windhoek – Sossusvlei – Doro Nawas (con escala en Swakopmund. Posibilidad de añadir noches en Swakopmund; consultar) – Hoanib – Ongava en Etosha – Windhoek.
  • NOTA: según horarios de vuelos internacionales de llegada y salida de Windhoek puede ser necesario incluir noches de conexión en la ciudad.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Windhoek y centro de Namibia

Aeropuerto Int Hosea Hutako – Windhoek

Aunque Namibia cuenta con 2 aeropuertos internacionales, en Windhoek y Walvis Bay, el segundo sólo recibe vuelos internacionales desde Sudáfrica. Por ello la gran mayoría de los viajeros van a comenzar su visita a Namibia aterrizando en Windhoek, capital del país.

Windhoek es para muchos viajeros sólo un lugar de tránsito para conectar sus vuelos internacionales con el resto de su ruta en Namibia. Como capital de un país que tiene una población total de poco más de 2.000.000 de habitantes, Windhoek no es una ciudad demasiado grande. Pero como toda ciudad tiene lugares de interés que ofrecer a los viajeros, aun cuando el tiempo de estancia sea breve.

En tu ruta desde el aeropuerto internacional Hosea Kutako hasta el alojamiento elegido en la ciudad, recorrerás unos 45 k, que primero son ascendentes, para después descender al valle en el que se encuentra Windhoek.

En este trayecto, aunque verás nuevas urbanizaciones, largas vallas tras las cuales quedan extensísimas granjas… percibirás el desierto y la virginidad del país. Si absorbes el paisaje en tu mente y por unos momentos cierras los ojos, seguro podrás imaginar a los “khoisan” moviéndose por estas tierras en las que vivieron por cientos de años.

Los primeros pobladores extranjeros fueron Afrikaner. Llegaron a esta región procedentes de Sudáfrica alrededor de 1840. Se establecieron aquí liderados por el “jefe” Jonker. Pero no estuvieron mucho tiempo: cuando llegaron los alemanes alrededor de 1890, esta comunidad afrikáner ya había abandonado el asentamiento, ya que tras la muerte de Jonker en uno de los varios ataques que realizaban a los Hereros para robarles su ganado, el asentamiento afrikáner se disolvió.

Christus Kirche, Windhoek

La llegada de los alemanes se realizó en dos fases. Primero se instaló el ejército. Construyeron el primer fuerte. Y considerando la zona asegurada y protegida, muy pronto empezaron a llegar colonos. Estos aventuraron a viajar a tierras ignotas y lejanas con la promesa de recibir tierras gratuitas en las que establecerse y así colonizar este territorio para Alemania.

Y esa estructura inicial creada por los colonos, que se consolidó sobre todo cuando la ruta de ferrocarril entre Swakopmund y Windhoek se terminó en 1902, evolucionó rápidamente en las 2 primeras décadas del siglo XX con la construcción de muchos edificios de arquitectura colonial, naciendo así la base de la ciudad actual

Entre estos edificios destacan la “Christus Kirche”, iglesia que se ha convertido en icono de la ciudad, la estación de ferrocarril, de estilo Holandés del Cabo y que data de 1912, el Parlamento, construido también en 1912…

El breve tiempo que estés en Windhoek podrás tomar el pulso a la vida actual paseando por sus calles y explorando su historia a través de sus edificios. O adentrarte un poco en la diversidad cultural del país a través de la artesanía, que puedes encontrar en el Centro de Artesanía instalado en el edificio colonial de la Antigua Fábrica de Cerveza, donde además de artesanía representativa de diferentes áreas y etnias del país, podrás encontrar también galería de arte, restaurante, café… O dando un paseo por el área peatonal de Post Street, donde encontrarás puestos con artesanía atendidos por miembros de diferentes etnias llegados de diferentes lugares del país.

El avance social en la ciudad sufrió un cambio radical con la implantación del apartheid impuesta desde el Gobierno de Sudáfrica en la década de los 50, y con el apartheid, la expulsión de la población de color hacia los township. Así nacieron estas barriadas satélites de la ciudad central.

Aunque el apartheid se derogó con la declaración de independencia del país en 1990, aún en la actualidad siguen siendo hogar mayoritariamente de población de color, en general pertenecientes a estamentos económicos de nivel medio y bajo. La visita a uno de los townships, como Katutura o Khomasdal, te adentrará en un mundo de color y combinaciones étnicas, ya que aquí fueron expulsados en la década de los 60 Ovambos, Hereros, Namas y Damaras, y la población actual es segunda y tercera generación de aquellos, aún muy próximos en el tiempo a toda su cultura orginal. Y te acercará a una visión diferente de la ciudad.

Si has alquilado un coche, podrás desplazarte sin problemas en una ciudad bastante bien señalizada y con lugares para aparcar de forma segura. Si no dispones de vehículo, puedes pedir al hotel que te pida un taxi, con el que puedes acordar que te lleve y te recoja en diferentes lugares por un precio pactado. Como referencia cada traslado privado puede costar en torno a unos 30-40 $N.

La ciudad cuenta con todos los servicios que cualquier viajero pueda necesitar: bancos, cajeros, centros médicos… Y una excelente oferta de restaurantes de todas las categorías y precios.

Te puede interesar: