Viajar a Sudáfrica con niños: información útil

Si hay un país en África “cómodo” para viajar con niños, incluso con los más pequeños, ese es Sudáfrica.

Sudáfrica es un país desarrollado y moderno, que cuenta con un nivel de infraestructuras semejantes a las de Europa o Estados Unidos. Es la primera economía de África, constituyendo la puerta de entrada al África austral.

En nuestro viaje, recorrimos la Ruta Jardín, desde Port Elizabeth hasta Ciudad del Cabo. Para hacer la ruta a nuestro aire, alquilamos una Toyota quantum de 12 plazas.  Así tendríamos capacidad suficiente para el equipaje y para las 2 familias, 4 adultos y 3 niños. En Ciudad del Cabo devolvimos el coche de alquiler para coger un vuelo con destino al Parque Nacional Kruger.

Las edades de nuestros hijos eran 6 y 4  años, y el tercero de 20 meses.

El viaje duró 18 días en total. Disfrutamos de 15 días en Sudáfrica y de los últimos 3 días del archipiélago de Bazaruto, en Mozambique.

De esta forma culminamos con unos días de relax un intenso viaje lleno de emociones.

1. Beneficios de viajar a Sudáfrica con niños

Viajar con niños al extranjero es un reto, tanto económico como de organización. Yo diría que ya de por sí lo es “viajar con niños” a secas, sin necesidad de salir del territorio nacional. Pero merece la pena sólo por toda la riqueza que les aporta a los niños, y también a los adultos.

No me refiero sólo a pasar tiempo de calidad en familia. Todos sabemos que viajar nos permite conocer nuevas gentes, costumbres y sabores. En definitiva, amplia nuestra cultura.

Nos da una visión más cosmopolita de nuestro mundo.

viajar a sudafrica con niños

Nos hace ser personas más tolerantes y respetuosas con el prójimo. Al regresar del viaje valoramos mucho más lo que tenemos. Para nosotros, es una de las mejores herencias que podemos dar en vida a nuestros hijos.

1.1. ¿Por qué Sudáfrica?

Tanto Namibia como Botswana son países muy recomendables para viajar con niños. Al igual que en Sudáfrica, en ellos podrás realizar safaris. Pero ten en cuenta que los 3 países son muy diferentes entre sí y cada uno de ellos tiene unos puntos fuertes.

En el caso de Sudáfrica, tiene todo lo necesario en cuanto a infraestructuras y servicios.  Dispone de buenas carreteras que están bien señalizadas. También cuenta con una amplia oferta comercial, gastronómica y hotelera. Ello simplifica mucho la logística, sobre todo si se viaja con niños pequeños.  Y además, el país ofrece la oportunidad de disfrutar de actividades muy variadas, para compartir mayores y pequeños.

Os hago una pequeña lista de las actividades que hicimos:

  1. Safaris en Addo Elephant Park y Parque Kruger.
  2. Visitar Ciudad del Cabo y subir en teleférico a la Table Mountain.
  3. Nadar con pingüinos africanos en Boulders beach.
  4. Deleitarnos con las focas de Hout Bay.
  5. Observar la ballena franca en Hermanus.
  6. Interactuar con elefantes en Knysna.
  7. Avistar al gran tiburón blanco en Gansbaai.
  8. Trekking en el Parque Nacional de Tsitsikamma.
  9. Disfrutar de la playa Muizenberg y de los surfistas (se la considera la cuna del surf en Sudáfrica)
  10. Admirar el encuentro del océano Índico y Atlántico en el Cabo de la Agujas (cabo Agullas)

viajar a sudafrica con niños

2. Cómo llegar a Sudáfrica

Desde el año 2016, Iberia ha vuelto a operar vuelos directos Madrid- Johannesburgo. Es un vuelo de aproximadamente 10 horas y media que se hace de noche.

Los niños acostumbran a ir durmiendo, lo que es un alivio para los padres pues una de nuestras  preocupaciones era buscar entretenimiento para ellos durante tantas horas.

Hay muchas compañías aéreas que vuelan a Johannesburgo y/o Ciudad del Cabo. Entre otras están British Airways, KLM, Emirates, etc.

La oferta es amplia, pero eso sí, con escala en las respectivas capitales de las que son originarias las compañías (Londres, Amsterdam, Dubai, etc.). Esta escala alarga las horas de vuelo y de estancia en los aeropuertos.

En estos 2 años Iberia sólo operaba 3 días a la semana la ruta Madrid-Johannesburgo (lunes, jueves y viernes desde Madrid y martes, viernes y sábados de regreso). Y digo operaba, porque desde este mes de marzo 2018 , Iberia volará con frecuencia diaria.

3. Documentación para entrar a Sudáfrica

Es necesario disponer de pasaporte en vigor para entrar al país. El pasaporte debe disponer de al menos 2 páginas en blanco y su fecha de caducidad debe ser, al menos de 30 días posterior a la fecha de salida del país.

Los españoles estamos exentos de visado por turismo / negocios hasta 90 días.

Para viajar a Sudáfrica con niños, se requiere un Certificado literal de nacimiento del menor original o fotocopia compulsada de menos de 3 meses de antigüedad. El certificado debe estar traducido al inglés por un traductor jurado.

Ahora os contamos lo que hicimos nosotros. Contactamos con la embajada de Sudáfrica en España, y nos confirmaron que era suficiente con el libro de familia.

El libro de familia está en español, por lo que había que buscar un traductor jurado para traducirlo al inglés. Esta tarea fue fácil pues localizamos uno en la academia de ingles a la que acuden nuestros hijos. Nos cobró unos 30-40 euros aproximadamente.

¿y realmente es necesaria la traducción jurada?. Pues al final es como todo en esta vida, depende del agente de aduanas con quien des. A nosotros nos tocó de todo. El que miró y remiró el libro de la familia y la traducción, y también el que no le hizo falta la traducción jurada. Le era suficiente comprobar que los nombres que aparecen en el libro de familia se corresponden con los de los pasaportes.

En estos casos es mejor prevenir y llevar todos los documentos habidos y por haber.

Además, si los niños viajan con uno sólo de los padres o con otros adultos deberías llevar además de lo mencionado, autorización de viaje del otro progenitor (declaración jurada de consentimiento por parte del padre ausente hecha ante notario o ante la policía) y copia compulsada de los pasaportes del progenitor o de los progenitores que no viajen con el menor.

viajar a sudafrica con niños

4. Sanidad.

Al igual que ocurre en EEUU, la sanidad en Sudáfrica es excelente pero cara, por lo que es recomendable llevar un seguro médico.

La mayor parte del país está libre de malaria, salvo en algunas zonas muy concretas donde existe riesgo al norte y este del país, predominantemente por el mosquito P.falciparum. Estas áreas son el norte y el noreste de la provincia de Mpumalanga, el norte de KwaZulu-Natal y las regiones fronterizas de Limpopo y North West.

Nuestro viaje se centró en la Ruta Jardín, al sur y sureste del país, en zonas libres de malaria, con excepción de 3 noches al sur del Parque Nacional Kruger, donde sí existe riesgo bajo de malaria en los meses de “nuestro” verano.

En las mencionadas zonas, el riesgo más alto es de Noviembre a Abril coincidiendo con los meses de más calor en Sudáfrica.

Durante los meses fríos y secos de Mayo a Octubre, el riesgo es bajo.

Se ha de ser consciente que aún no existe una vacuna para la malaria y que la única protección segura es evitar que te piquen los mosquitos. Por tanto se debe acudir a un Centro de Vacunación Internacional, para que el facultativo valore, en cada caso concreto, la prescripción de medicamentos preventivos (quimioprofilaxis), siendo uno de los más conocidos el Malarone.

5. Vacunas para ir a Sudáfrica

No existe ninguna vacuna obligatoria para los viajeros españoles, pero como es habitual, cada vez que visites un país a encontrarte con un listado de vacunas que la Asociación Española de Vacunología y las instituciones sanitarias recomiendan. http://www.vacunas.org/

Tendrás que revisar la cartilla de vacunación y comprobar si tienes las siguientes: tétanos/ difteria , tétanos /difteria/tosferina, triple vírica y hepatitis A.

Te recomendamos que visites un Centro de Vacunación Internacional, para que los profesionales puedan valorar la prescripción de otras posibles vacunas de forma personalizada.

viajar a sudafrica con niños

Nuestra experiencia fue la siguiente. Acudimos al centro de vacunación del niño viajero en el hospital La Paz, en Madrid. Nuestros hijos de 6 y 4  años, y 20 meses tenían su cartilla de vacunación al día pero no contaban con la vacuna de la hepatitis A.

Nos recomendaron ponérsela. Hay que tener 1 año cumplido para recibir esta vacuna. Consta de 2 dosis, que se han de poner separadas por un intervalo, de al menos, 6 meses.

La vacuna de la hepatitis A nos la administraron de forma gratuita en nuestro centro médico. Esta vacuna se puede administrar simultáneamente con otras vacunas del calendario habitual.

En el centro de vacunación no nos recomendaron tomar la profilaxis de la malaria, ni a los adultos ni a los niños. Valoraron que fuéramos a viajar a Sudáfrica en invierno allí (nuestro verano aquí, mes de agosto), con lo que el riesgo es muy bajo. También valoraron que nuestra estancia en zona de riesgo (P.N. Kruger) era sólo de 3 noches, coincidiendo con el final de nuestro viaje.

En el caso de que tras la vuelta de viaje, en los siguientes 15 días tuviésemos  fiebre, tendríamos que acudir al hospital para descartar  que se trate de malaria. Al fin y al cabo, la profilaxis que te hubieran recetado antes de viajar a una zona de riesgo, es propiamente el tratamiento.

6. Desplazarse en coche de alquiler

Para desplazarse en Sudáfrica lo mejor es alquilar un coche, para tener libertad de movimientos. El país dispone de buenas carreteras y están muy bien señalizadas. Es difícil perderse.

Es suficiente con el permiso de conducir internacional, que debe tramitarse en España en la Jefatura de tráfico. Encontrarás información más detallada en la web de la Dirección General de Tráfico.

Ten en cuenta que en Sudáfrica se conduce por la izquierda, pero no hay que preocuparse porque enseguida uno se acostumbra.

7. Seguridad

Si bien la mayoría de los turistas que visitan el país no sufren ninguna incidencia, es recomendable no bajar la guardia. En los destinos turísticos habituales, como reservas naturales, parques, etc. existe un riesgo reducido de pequeños robos.

Como en muchos los países del mundo, en Sudáfrica existes zonas de riesgo que conviene ser evitadas. Si bien la mayor parte de los delitos ocurren en las partes más desfavorecidas de la ciudad, como las townships, también se producen en el centro de las ciudades, especialmente de noche.

Es suficiente con seguir unas recomendaciones básicas que todos conocemos como, por ejemplo:
-Mantener fotocopias de la documentación (pasaporte, billetes de avión, libro de familia, etc.) en lugar separado de ésta, lo que es muy útil en caso de robo o extravío de los originales.
– Es conveniente no salir a la calle con demasiado dinero en efectivo y evitar hacer ostentación de poder adquisitivo (joyas, relojes, etc…)
– No dejar en el coche objetos de valor a la vista (cámaras de fotos, móviles, etc.)

viajar a sudafrica con niños

8. Gastronomía

Sudáfrica, como productor de vino y de carne de excelente calidad, es un destino que no defrauda a los paladares más exigentes.

Su gastronomía es variada, y allí podrás deleitaros con carnes de antílopes como kudu o springboks. Se cocinan en forma de guisos, de forma que la carne está muy tierna. Además, los sabores son suaves y a los niños les encantó. También probamos la carne de jabalí o warthog en forma de salchichas. Tampoco faltó el huevo de avestruz. ¡Todo delicioso!

Si realizáis una ruta junto a la costa, como la Ruta Jardín, es muy recomendable degustar pescados y mariscos.

Una parte importante de la pesca que se hace en pueblos de la península del Cabo, como Hout Bay, es la que podemos adquirir a diario en los supermercados en España.

En definitiva, hay mucha oferta y de todo tipo, de modo que ni los niños ni los adultos echamos de menos la comida. Para los más pequeños, encontrareis todo lo necesario en supermercados como potitos, pañales, yogures, etc.