Nuestro viaje a Zambia: hacia Lower Zambezi

Bueno, pues 1 de Noviembre, día de dirigirnos a un área y hábitat totalmente diferente: el Parque Nacional de Lower Zambezi.

Para mí era el 7º día de viaje desde que había salido de Maun. Para Oliver, Elena y Erick el 5º de viaje. Y hoy era el día en que nos reuniríamos con Roberto, Mónica y Hugo, que habían salido el día anterior, volando desde Madrid a Lusaka, donde recogerían el segundo coche de alquiler para reunirse con nosotros en Redcliff Zambezi Lodge, en el extremo este de Lower Zambezi.

Elegimos este lugar como punto de encuentro, por dos motivos. El primero por supuesto, explorar esta zona del Parque Nacional. Y el segundo porque geográficamente parecía el punto lógico de encuentro.

Nosotros saliendo de South Luangwa, nos enfrentábamos a una ruta de unas 8 horas. Y el resto del equipo saliendo desde Lusaka, a unas 5 horas de ruta. Calculamos que nos estaríamos reuniendo en el lodge sobre las 16.00 – 16.30. Fuimos optimistas!!!!!

Y así vió Hugo el inicio de su viaje: decidió realizar un diario de su experiencia día a día, que por supuesto compartiremos en este blog.

Por nuestra parte salimos muy temprano, sobre las 08.00 de Time + Tide Chinzombo, renunciando al safari de la mañana. Y decidimos hacer una breve parada en el centro de producción artesanal de tejidos de Mfuwe, un proyecto tipo cooperativa para generar puestos de trabajo en la zona.

Recorrer todas las instalaciones, ver la organización de los procesos paso a paso: la preparación de los diseños y plantillas, la preparación manual de los colores elegidos para cada diseño, el proceso de estampado y fijación del mismo, la sala de corte y preparación del producto final (cojines, colchas, cortinas….) es algo que realmente merece la pena. Entiendes mucho mejor el valor de un producto totalmente artesanal.

Tras esta visita, seguimos ruta. Hay una carretera no asfaltada desde Mfuwe a Petauke que nos habría evitado ahorrado unos 120 km. Pero todo el mundo nos la desaconsejó. Así que optamos por la ruta más larga vía Chipata, población casi en la frontera con Malawi. Desde allí, la ruta que nos llevaba hasta Luangwa Bridge, que para mi era “desandar lo andado”, ya que fue la misma carretera por la que llegué unos días antes a Mfuwe.

A partir de aquí, también para mí era nueva la ruta: desde Luangwa Bridge, teníamos que seguir hacia el sur por la D145 hasta la aldea llamada Luangwa, a orillas del punto donde el río Luangwa desemboca en el Zambezi. Y desde allí había que seguir hacia el este hasta llegar a Redcliff Zambezi Lodge.

Ruta South Luangwa - Redcliff

Creo que este es el punto en el que hay que aclarar que al día siguiente de salir de Livingstone, el GPS del coche que yo conducía, y en el que íbamos ahora los 4, murió: dependíamos de la app maps.me que yo llevaba en mi teléfono y que funciona off-line (no hay necesidad de conexión a internet) y de los mapas de Google descargados. Pero pronto descubrí que no había descargado correctamente los mapas de Google. En consecuencia dependíamos de la app maps.me para llegar.

Hicimos una parada en Chipatas para repostar gasolina, bebidas y claro, algo comestible: algún que otro estómago del grupo estaba muy preocupado por la posibilidad de no conseguir nada más para comer hasta la hora de la cena en el lodge!!!!. Más o menos sobre las 13.30 llegamos a Luangwa Bridge, y pensamos que era un buen lugar para parar y comer algo del pack lunch que nos había preparado Time + Tide Chinzombo, más lo que habíamos añadido en Chipata. Y también aprovechar para llamar y hablar por teléfono con el resto del equipo: según nuestras cuentas horarias, deberían estar muy cerca de donde estábamos nosotros.

Pero nuestras cuentas horarias habían fallado: aún estaban en Lusaka!!! Qué había sucedido? Salir del aeropuerto, recoger el coche, cambiar dinero, comprar una tarjeta SIM local, realizar compras básicas de agua, algunas bebidas y algunos snacks para la ruta, y encontrarse con un problema en la puerta trasera del coche que no abría bien, y les llevó a invertir algo de tiempo en un taller para tratar de solucionarlo.

Por la hora que era: debían quedarse en Lusaka y reunirse con nosotros al día siguiente? O seguir ruta y reunirse con nosotros ese día, a riesgo de llegar bastante tarde? La decisión fue seguir.

Y bueno, por separado, desde ambos coches vivimos la misma experiencia: sin problemas para llegar hasta la aldea de Luangwa. Pero a partir de ahí….. Un camino pedregoso, atravesando una cadena de colinas, sin señalización, y con los GPS (apps y vehículos) volviéndose un poco locos!!!!

Desde la aldea de Luangwa, abandonando la carretera asfaltada sin demasiados medios que nos guiaran de forma fiable, todos teníamos claro que Redcliff Zambezi Lodge estaba a orillas del río, hacia el oeste desde la aldea de Luangwa. Así qué  pensamos que sólo debíamos seguir cualquier camino que fuera en paralelo al río.

Lo que no contábamos es que tras dejar atrás la aldea de Luangwa y coger un camino hacia el oeste tratando de seguir una ruta paralela al río Zambezi, muy pronto ese camino estaría atravesando una cordillera de colinas. Y siguiendo ese camino realmente abrupto, en pocos kilómetros perdimos la vista del río. Por lo que llegó un momento en que no teníamos nada claro si seguíamos en la dirección correcta.

Dado que no habíamos visto bifurcaciones, decidimos pensar que estábamos en la dirección correcta, hasta afortunadamente encontramos un coche que venía en dirección contraria, al que lógicamente paramos para preguntar, y que nos indicó que sí íbamos en la dirección correcta.

Y aquí apareció el espíritu africano: nos dio explicaciones sobre como llegar. Pero creo que consideró que seríamos incapaces de llegar por nosotros mismos y se dio la vuelta para guiarnos hasta la pequeña aldea de Kavalamanja. Desde aquí ya nos indicaron como llegar al embarcadero, donde el personal de Redcliff Zambezi Lodge nos esperaba para llevarnos en lancha navegando el río Zambezi al alojamiento, única forma de llegar.

Dado cada coche había partido de un lugar diferente, no realizamos el trayecto juntos. Al reunirnos en el lodge compartimos impresiones sobre la experiencia y estaba muy claro que ambos habíamos vivido las mismas dificultades de orientación y de conducción en un camino abrupto y salvaje.

Pero aquí veis la anotación de Hugo en su diario sobre como vivió este día: los niños lo vivieron de una forma más relajada y divertida!!!!

La verdad es que los últimos 10-15 minutos del traslado en lancha, navegando el río Zambezi, ahora retrocediendo por el río hacia el este, que en este tramo discurre encastrado entre montañas, con Zimbabwe a nuestra derecha y Zambia a la izquierda según el sentido de nuestra navegación hacia el lodge, y una mágica puesta de sol, nos levantó muy rápidamente el ánimo y nos hizo olvidarnos de la larga ruta y el polvo del camino: un momento realmente mágico.

Instalarnos en Redcliff Zambezi Lodge, un alojamiento sencillo, pero encantador. Disfrutar de una agradable charla con muchas risas sobre la aventura del día, una copa de vino con el río Zambezi a nuestros pies, y una buena cena, fueron el broche de oro a un día de aventuras.

Y cuántas más quedaban para el día siguiente!!!!!!